Adicciones que matan

Mayo – junio 2010 | Año LVIII | Nº 967

Pinche sobre la portada para descargar el número completo en PDF

Manuela Aguilera

Directora de la revista Crítica

La Organización Mundial de la Salud define la droga como toda sustancia que, introducida en un organismo vivo, por cualquier vía, inhalación, ingestión, intramuscular o endovenosa, es capaz de actuar sobre el sistema nervioso central provocando una alteración física y/o psicológica, la experimentación de nuevas sensaciones o la modificación de un estado psíquico; es decir, es capaz de cambiar la percepción, las emociones, el juicio o el comportamiento de la persona y es susceptible de generar en el usuario o consumidor la necesidad de seguir consumiéndola… generando dependencia física o psíquica y produciendo síndrome de abstinencia… y efectos nocivos para el individuo y para la sociedad. Desde este criterio, por tanto, no sólo las drogas ilegales, opiáceos y cocaína pueden ser consideradas drogas, sino también sustancias como el alcohol y el tabaco, sin dejar de lado, por supuesto, las llamadas socioadicciones, o adicciones sin sustancia, como los juegos de apuesta, el uso del móvil o Internet, que pueden ser consideradas como tales.

Junto al tabaco, el alcohol es la droga de más grave incidencia en nuestro país, seguida a cierta distancia del abuso de algunos fármacos psicotrópicos y, finalmente, de las toxicomanías de carácter ilegal. En éstas últimas, se observa un descenso en el consumo de heroína y un incremento en el de cocaína y las llamadas “drogas de diseño”, siendo lo más destacable la tendencia actual a la politoxicomanía. Pero lo cierto es que al hablar del “problema de la droga”, se continúa poniendo énfasis en las sustancias de venta
ilegal, olvidando muchas veces que el consumo de tabaco y alcohol es una de las principales causas de muerte en las sociedades desarrolladas y olvidando que el consumo de alcohol se incrementa de forma espectacular entre los jóvenes los fines de semana. Según las encuestas, los jóvenes comienzan a consumir alcohol, hachis o marihuana a los 13-14 años. Después continúan con las pastillas y hacia los 20 años comienzan a depender de la cocaína para “funcionar”. Este es, a grandes rasgos, el camino que recorren los jóvenes adictos que se someten posteriormente a tratamientos de desintoxicación. Las encuestan afirman que el 66% de los jóvenes consumidores viven con sus padres, un 32% viven en pareja y el 2% restante viven solos. Un 7% tienen estudios superiores; un 12%, formación profesional; un 14%, estudios primarios y un 66% comienza la secundaria… Hay que atreverse a explicar a los padres, profesores y educadores sociales qué son las drogas, por qué algunos se inician en su consumo o devienen adictos, qué hay que decir a los adolescentes, cómo plantear este tema en la escuela…, con esta finalidad publicamos este número de Crítica, porque conocer la realidad es el primer paso para poder actuar y prevenir.

Existen dos factores fundamentales que contribuyen a que las drogas tomen el control sobre el comportamiento, el primero es la búsqueda del placer que genera su consumo y el segundo es evitar los síntomas de la abstinencia (huida del malestar). ¿Pero que le pasa a esta sociedad que no repara en perder la vida por unos instantes de un placer efímero y destructivo? ¿Inseguridad, relativismo, ansiedad, soledad, competitividad, aburrimiento, fracaso, sinsentido, odio, miedo…? El corazón humano está lleno de angustias y pavores, pero para perder el miedo no es necesario cambiar el mundo sino cambiar nuestro propio corazón. El que añora aquello de lo que carece en lugar de alegrarse con lo logrado, por minúsculo que sea, no será feliz. El que juzga que cuando se realicen todos sus deseos estará en paz, también se equivoca: el temor a que no se realicen lo mantendrá frustrado y empequeñecido. Nuestra letra siempre será la misma aunque mil veces cambiemos de bolígrafo, nuestra forma de pensar no será otra porque cambiemos de peinado, nuestra hambre no desaparecerá por mucho que leamos el menú, ni nuestra tristeza se disipará por mucho que nos emborrachemos de alcohol o de pastillas. Nos pasamos años y años mostrando a nuestros niños y adolescentes nuestras minúsculas y demoledoras adicciones: adictos a conseguir un coche, adictos a lograr un estatus, adictos a conseguir dinero, adictos a lograr placer… Y olvidamos que durante ese tiempo, también estuvimos vivos y cada momento perdido fue susceptible de amor, de calidez, de escucha, de perdón, de risa, de riesgo, de pasión. Difícilmente esta temerosa sociedad erradicará sus adicciones porque ningún progreso logrará el ser humano si el ser humano mismo no progresa. ©

Sumario

Adicciones que nos matan

MANUELA AGUILERA

NIEVES SAN MARTÍN
Los Derechos de las mujeres 15 años después de Beijing

ENCINA VILLANUEVA

India: Mujeres pobres aprenden a ser taxistas para salir de la miseria

DIYA CHAUDHRI

Monográfico

El consumo compulsivo “de todo” y el abuso de drogas

JOSÉ LUIS SEGOVIA BERNABÉ

La situación de las drogas en España

JOSÉ RAMÓN HEVIA FERNÁNDEZ

La adicción en el ser humano

BELÉN CHARRO

Dependencias: de la coerción a la reducción de daños

IÑAKI MARKEZ

Drogas y Derecho penal. Consecuencias jurídicas del consumo de drogas en España, hoy

PAZ FRANCÉS LECUMBERRI

Consumo de drogas en el ejercicio de la prostitución

CARMEN MENESES FALCÓN

Cárcel y drogas

PEDRO JOSÉ CABRERA

Drogas y enfermedad mental

RUFINO J. MEANA

El consumo de alcohol en una sociedad con riesgos

Josefa Gómez Moya Mª José Monrós Chancosa

El tabaquismo como drogodependencia

BEGOÑA IGLESIAS

¿Es el dopaje una forma de adicción?

PEDRO MANONELLES MARQUETA

Intervención con adolescentes consumidores de droga

JOSÉ LUIS SANCHO ACERO

Fracaso escolar. El problema que no importa

ANA Mª GONZÁLEZ PRADO

Adolescencia y drogas. Trabajar en el presente como garantía del futuro

MÓNICA JIMÉNEZ SECO

La drogadicción vista desde el cine. Una prisión para los adictos

CECILIA GARCÍA

ESTHER GONZÁLEZ
Voluntariado y drogodependencias

VÍCTOR ARIAS TORRE

Tráfico, dinero y muerte. Señores de la droga y una guerra cuyo fin queda demasiado lejano…

VIRGINIA FERNÁNDEZ AGUINACO

Adictos a lo que sea –los candidatos–

JOAQUÍN SUAREZ BAUTISTA

Bibliografía de referencia

Cultura

Inca. Origen y misterios de las Civilizaciones del Oro

CARMEN DEL VANDO BLANCO

Los ojos amarillos de los cocodrilos. Katherine Pancol

MARÍA SIMÓN

Despacio, despacio…20 razones para ir más lentos por la vida. María Novo

VIRGINIA FERNÁNDEZ AGUINACO

Yo fui el médico de Teresa de Ávila. Fernando Lorente Arenas

VIRGINIA FERNÁNDEZ AGUINACO

Adversidad, sentido y resilencia. Logoterapia y afrontamiento en situaciones límite. Joaquín García-Alandete y J. Francisco Gallego-Pérez (Coords.)

PILAR GALLEGO

XXVII festival de otoño en primavera

JAVIER LÓPEZ

Mujeres en pie

MARÍA JESÚS RAMOS

El Rey de Persia: las arenas del tiempo

Yo soy el amor

CECILIA GARCÍA

Popular Mariavisión

VIRGINIA FERNÁNDEZ

Pasarela primavera verano

ROBERTO TAMAYO PINTOS

Entrevista con Antonio Damián Gallego, documentalista y autor de una fotografía antropológica

FRANCISCO VICENT GALDÓN

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>