17Noviembre2017

Revista Crítica

Boyhood

Escrito por: María García
Septiembre - Octubre 2014

De Linklater sólo se pueden decir cosas buenas aunque no sea un director que habitualmente se nombre como un mantra como uno de los grandes cineastas de los últimos años del siglo XX y los primeros del XXI. Suyas son tres pequeñas joyas unidas en una trilogía (“Antes del amanecer”, “Antes del atardecer”, “Antes del anochecer”) sobre la relación de una pareja –desde el enamoramiento anticipatorio hasta la consumación, y consumición de ese amor- y el paso directo. Sin ser heredera directa, “Bollos” tiene mucha de ellas. Para empezar su aliento de atrapar la vida sin aditivos ni edulcorantes, para terminar, que no es baladí, uno de sus cómplices: el actor Ethan Hawke, que también ha colaborado en los guiones, algo nada habitual en el cine, ni en el teatro, donde los campos entre el director y los actores están delimitados. Aquí no.

El parto de “Boyhood” ha sido tan largo como venturoso. Rodada durante doce años, no más de cuatro días de rodaje cada año, el director pretende y lo consigue, capturar algo tan complejo como la esencia de la vida, que no siempre radica en los grandes acontecimientos que nos marcan, sino en pequeñísimos detalles, casi anécdotas, que van conformando la personalidad de cada cual con una fluidez y una sencillez pasmosa: un abrazo, una ruptura, un recuerdo, un pensamiento que se concreta o no, un olor, un sabor… Cualquier detalle de una vida puede ser una semilla de algo que se va conformando en el tiempo o sólo se queda en el desván de la memoria. Tanto da, pero en esta película se nos recuerda que todo, cualquier instante de nuestra vida, puede ser el comienzo, la prolongación o el final de algo: de una sorpresa, de un desgarro emocional, de una alegría o de esas desazones que se van cobrando el peaje en la madurez. Nadie dijo que vivir fuese fácil, pero tampoco que estuviésemos predestinados a tragedias cotidianas.

De eso habla la película de Linklater: de vivir, sin juzgar y sin juzgarnos. Y lo hace con una falta de pretensiones, con una humildad que estremece. Porque simplemente se dedica a narrar la vida de un niño hasta su juventud, sin que aparentemente le pase nada aunque le pase de todo. Pocas cosas que le diferencien del resto, demasiadas para considerarse único. Ése es el gran mérito de esta película, concebida como un acto de amor a la vida y al cine: nos recuerda a través de sus personajes y de la historia que vivir es un acto de naturalidad despojada de artificios. Como su cine, quizá por eso sea reconocido tan pocas veces.©

 BOYHOOD 

 Director: Richard Linklater

 Intérpretes: Ellar Coltrane, Ethan Hawke 


María García

Colaboradora de la revista Crítica - Cine -.


 

La inteligencia humana

La inteligencia humana

¿Qué nos convierte en una especie inteligente? ¿Qué serie de procesos han desembocado en ello? Porque se ha puesto de manifiesto de forma repetida cuáles son las diferentes inteligencias: la interpersonal/ intrapersonal, musical, espacial, lingüística, lógica matemática, naturalista y corporal cinestésica, CRÍTICA, en éste número atraviesa la barrera de su enumeración y definición para comprender qué suponen realmente y el valor del equilibrio entre todas ellas. Acompáñenos a un viaje al interior de nuestro cerebro, responsable de todas las manifestaciones humanas.


Ver revista Descargar Suscribirse

Artículos más leídos

La educación no es neutral

La educación no es neutral

Para transformar la sociedad es necesario formar sujetos críticos y creativos, y...

Desde mi teclado

Desde mi teclado

El 93% de los internautas españoles tienen una cuenta activa en al menos una red social....

Crítica cumple 100 años

Crítica cumple 100 años

Hace exactamente 10 años, en el año 2003, yo misma titulaba el editorial de la...

La familia o la necesidad de andar por casa

La familia o la necesidad de andar por casa

Desde que el 22 de junio de 1981 el Parlamento español aprobara la famosa ley del...

Como lágrimas en la lluvia

Como lágrimas en la lluvia

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de...

  • La educación no es neutral

    La educación no es neutral

    Martes, 01 Marzo 2011 13:57
  • Desde mi teclado

    Desde mi teclado

    Miércoles, 01 Mayo 2013 09:48
  • Crítica cumple 100 años

    Crítica cumple 100 años

    Domingo, 01 Septiembre 2013 00:00
  • La familia o la necesidad de andar por casa

    La familia o la necesidad de andar por casa

    Viernes, 01 Marzo 2013 11:07
  • Como lágrimas en la lluvia

    Como lágrimas en la lluvia

    Sábado, 01 Marzo 2014 13:54

Redes Sociales

Newsletter

Suscríbase a nuestras newsletters para recibir nuestros últimos comunicados
eMail incorrecto