Revista Crítica

Usted está aquí: Inicio La Revista Actualidad cultural Libros El árbol de fuego

El árbol de fuego

Escrito por: María Simón
Enero - Febrero 2013

Pilar de Arístegui se dio a conocer como pintora y gemóloga antes que como escritora. Y confiesa que la evolución de sus pinturas, desde escenas familiares a las fiestas populares españolas, por su gran luz y fuerza, la fueron convirtiendo en cronista de hechos: "pintaba lo que quería contar de una época", dice ella. Prueba de esto son los títulos de algunas de sus obras pictóricas: "Hacedores de España", "Hacedores de América", "Diario ilustrado de Colón"...

Son muchas las exposiciones presentadas por la pintora desde 1975, unas en Madrid y otras en distintos puntos del mundo debido a su propia biografía. Nacida en Bruselas, estudió en Madrid, París y Nueva York. Como esposa del embajador Abella ha vivido en Italia y Kenia. Actualmente, en medio de sus numerosos viajes, pasa mucho tiempo en Ibiza, donde declara encontrar la paz y el reposo que necesita. 

Esta capacidad suya de crear crónicas a través de la pintura es quizá lo que mejor explica su paso a la literatura, paso que Arístegui dio con gran acierto con su primera publicación en el año 2010.

Le han preguntado repetidas veces si como escritora ejerce de pintora de los paisajes de sus novelas. Reconoce que en parte es así, sobre todo en los colores y matices en las descripciones de tejidos, de árboles y especialmente de las flores. Cualquier lector puede descubrir el pincel de la pintora bajo la mano de la literata. "A aquella hora de la tarde, el sol de poniente espejeaba en las tranquilas aguas, dotándolas de intensos reflejos dorados [...] Cuando la oscuridad comenzó a teñir el cielo de un azul profundo, partimos de la mágica laguna..."

Sus dos primeras novelas han abordado temas históricos: la primera sobre una orfebre toledana del s.XVI, "La diamantista de la Emperatriz"; y la segunda se centra en la escultora sevillana Luisa Roldán, "La Roldana", personaje real del s. XVII que llegó a ostentar un cargo impensable en esa época, ser escultora de cámara del rey.

 

"El árbol de fuego", en cambio, no en una novela histórica, aunque no cabe duda de que recoge varios hechos y anécdotas reales de la vida de la autora.

Ya desde el título, nos sitúa en un país muy conocido y querido por ella: Kenia, que es donde, según su propia confesión, pudo hacer el duelo por el asesinato de su hermano Pedro cuando él estaba de embajador en Líbano.

La acción comienza en San Sebastián. La protagonista, Mayte, es una joven de origen humilde, con buena formación gracias a la protección de los señores a los que su madre sirve. Para liberarse de esta dependencia decide trasladarse a Londres y estudiar inglés valiéndose por sí misma. Allí conoce casualmente a un diplomático inglés que se casa con ella por amor y con el que llegará a Kenia, país que la atraerá desde el primer momento por su paisaje único, su lucha por la libertad y los derechos humanos, y donde conocerá y vivirá el gran amor de su vida, un keniata defensor de la democracia en su país. Es curioso que sus tres novelas estén protagonizadas por mujeres decididas, enérgicas y luchadoras. Ésta es un canto a Kenia, a la mujer keniata, y a los cooperantes. Todo ello irá transformando su vida, "sentí que mis problemas, mis desdichas no debían anclarme en el pasado; que tenía que mirar a mi alrededor para ofrecer la ayuda que yo pudiera conceder". Más allá del argumento, hay una intención de denunciar la miseria y el dolor que producen las guerras a la población civil en unos países donde el poder se reparte entre unos pocos que dicen representar a sus pueblos. ©

 EL ÁRBOL DE FUEGO 

 Pilar de Arístegui 

 Ediciones B, 2012 


María Simón

Colaboradora de la revista Crítica - Libros -.


 

 

¿Hay alternativas a la crisis?

¿Hay alternativas a la crisis?

La compleja situación actual de crisis y las posibles alternativas para superarla ocupará el monográfico de nuestro número 983, en el que habrá importantes firmas que tratarán este tema desde distintas perspectivas. A parte de un análisis de la situación, se recoge una mirada hacia el futuro.


Ver revista Descargar Suscribirse

Artículos más leídos

La educación no es neutral

La educación no es neutral

Para transformar la sociedad es necesario formar sujetos críticos y creativos, y...

Consumo y ciudadanía

Consumo y ciudadanía

La ciudadanía no consiste únicamente en tener derechos, sino también...

Como lágrimas en la lluvia

Como lágrimas en la lluvia

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de...

Desde mi teclado

Desde mi teclado

El 93% de los internautas españoles tienen una cuenta activa en al menos una red social....

Crítica cumple 100 años

Crítica cumple 100 años

Hace exactamente 10 años, en el año 2003, yo misma titulaba el editorial de la...

  • La educación no es neutral

    La educación no es neutral

    Martes, 01 Marzo 2011 13:57
  • Consumo y ciudadanía

    Consumo y ciudadanía

    Martes, 01 Julio 2008 11:17
  • Como lágrimas en la lluvia

    Como lágrimas en la lluvia

    Sábado, 01 Marzo 2014 13:54
  • Desde mi teclado

    Desde mi teclado

    Miércoles, 01 Mayo 2013 09:48
  • Crítica cumple 100 años

    Crítica cumple 100 años

    Domingo, 01 Septiembre 2013 00:00

Redes Sociales

Newsletter

Suscríbase a nuestras newsletters para recibir nuestros últimos comunicados
eMail incorrecto