Revista Crítica

Usted está aquí: Inicio La Revista Editoriales Bolonia entra en las aulas

Bolonia entra en las aulas

Escrito por: Manuela Aguilera
Septiembre - Octubre 2010

La Universidad española está inmersa en un proceso de cambio revolucionario. El denominado proceso de Bolonia, que no es otra cosa que la creación de un único Espacio Europeo de Educación Superior, ya está aquí. Un camino iniciado en junio de 1999, cuando los representantes de 29 países europeos firmaron una declaración a la que actualmente ya se han adherido 46 países.

Cuando hace un año estaban en su apogeo los movimientos “anti Bolonia”, ni las cosas estaban para quemar contenedores o romper escaparates, como tampoco lo están ahora para tirar cohetes. Queda aún mucho trabajo por hacer para implantar plenamente un modelo que implica profundos cambios metodológicos, pero sobre todo de actitud y mentalidad en estudiantes, profesores, personal administrativo y en la sociedad toda, hasta lograr una universidad mejor y más competitiva. Conviene aquí recordar a Unamuno cuando hace un siglo escribía: ¿Reforma, revolución de la enseñanza? Donde habría que hacerla es en las cabezas de los que enseñan, o por lo menos en las de los que han de enseñar.

La finalidad de Bolonia no es otra que conseguir que el futuro de Europa pase por la sociedad del conocimiento para competir en igualdad de condiciones con países como Estados Unidos u otros del continente asiático cuya excelencia universitaria es reconocida. El primer escollo para llevar a cabo esta utopía son los recursos económicos. Como dato ilustrativo, baste decir que Europa destina un 1,2% del PIB a la universidad, mientras que Corea o Estados Unidos están entre el 2,5% y el 3%. El objetivo marcado por la UE es llegar al 2% en el 2015. En algunos países europeos se han articulado partidas presupuestarias específicas para afrontar Bolonia, como en Suiza, que destina 20 millones de euros anuales, pero en otros, como en España, esa financiación adicional aún no ha llegado.

 

Pero la Universidad española necesita un cambio cualitativo, que vaya más allá de la cuantificación de su déficit en recursos e inversiones. Existen problemas concretos, pendientes de solución desde hace años como la reorganización del modo de funcionamiento de las universidades, de su paradigma de valores, del papel y el protagonismo que corresponde a los profesores y estudiantes en el futuro. También debe tomarse muy en serio el asunto de la internacionalización porque -reconozcámoslo-, el peso internacional de la universidad española es casi insignificante. Ello se comprueba cada vez que se publica un ranking de comparación de los campus. Ninguna universidad española aparece entre las cien mejores del mundo. La lista la encabeza EE UU, con 8 de los 10 primeros puestos (los otros dos son para las británicas Oxford y Cambridge) y Harvard como líder. Las universidades asiáticas mejoran y ya copan 106 de las 500 primeras universidades del mundo. La primera universidad española que aparece en el ranking es la Complutense de Madrid, en el puesto 150, seguida de la Universidad de Sevilla y la de Barcelona.

El objetivo de transformar las universidades en una potente herramienta que contribuya al crecimiento económico y al bienestar social está por verse. Nuestro país es líder en Europa en cuanto a número de parados universitarios. Entre el último trimestre de 2007 y el tercero de 2009, la tasa de paro casi se ha duplicado pasando de un 4,8% a un 9,4%, frente a la media de la UE-27 que está en el 4,6%. Pese a ello, han sido los que tenían los estudios más avanzados (universitarios y doctorados) quienes registraron los mejores resultados en el mercado laboral, con una mayor tasa de ocupación y mejores condiciones salariales.

Por último, no queremos dejar de recordar en este monográfico que en este año se cumple el centenario de la Real Orden de 8 de marzo de 1910 que autorizó el acceso de las mujeres a la Universidad en España. Antes sólo 36 mujeres habían logrado una licenciatura, tras superar barreras que incluían la autorización por el Consejo de Ministros, disfrazarse de hombres -como hizo Concepción Arenal para estudiar Derecho en la Complutense-, tener que asistir a clase con un acompañante o colocarse en la mesa del profesor, por no hablar de las trabas para la expedición de títulos, la colegiación y el ejercicio de la profesión . En nuestro corazón y en nuestra mente estaban todas esas primeras mujeres universitarias cuando realizábamos este número de Crítica. Como sensatamente afirmó Tomás Moro “Lo imposible que se desea con ardor y constancia se va haciendo posible”.©


Manuela Aguilera

Directora de la revista Crítica


 

 

Después de Bolonia, ¿qué?

Después de Bolonia, ¿qué?

La Universidad española está inmersa en un proceso de cambio revolucionario. El denominado proceso de Bolonia, que no es otra cosa que la creación de un único Espacio Europeo de Educación Superior, ya está aquí. Un camino iniciado en junio de 1999, cuando los representantes de 29 países europeos firmaron una declaración a la que actualmente ya se han adherido 46 países.


Ver revista Descargar Suscribirse

Artículos más leídos

La educación no es neutral

La educación no es neutral

Para transformar la sociedad es necesario formar sujetos críticos y creativos, y...

Consumo y ciudadanía

Consumo y ciudadanía

La ciudadanía no consiste únicamente en tener derechos, sino también...

Como lágrimas en la lluvia

Como lágrimas en la lluvia

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de...

Desde mi teclado

Desde mi teclado

El 93% de los internautas españoles tienen una cuenta activa en al menos una red social....

Crítica cumple 100 años

Crítica cumple 100 años

Hace exactamente 10 años, en el año 2003, yo misma titulaba el editorial de la...

  • La educación no es neutral

    La educación no es neutral

    Martes, 01 Marzo 2011 13:57
  • Consumo y ciudadanía

    Consumo y ciudadanía

    Martes, 01 Julio 2008 11:17
  • Como lágrimas en la lluvia

    Como lágrimas en la lluvia

    Sábado, 01 Marzo 2014 13:54
  • Desde mi teclado

    Desde mi teclado

    Miércoles, 01 Mayo 2013 09:48
  • Crítica cumple 100 años

    Crítica cumple 100 años

    Domingo, 01 Septiembre 2013 00:00

Redes Sociales

Newsletter

Suscríbase a nuestras newsletters para recibir nuestros últimos comunicados
eMail incorrecto