18Noviembre2017

Revista Crítica

Usted está aquí: Inicio La Revista Monográfico Enfoque

La religión como conflicto

Construir espacios de convivencia

Quienes creemos, y en nuestro credo se encuentra la convicción en el papel positivo de la religión tanto en la vida personal y familiar como social, solemos plantear su papel en la construcción de la paz y la convivencia como una cuestión exterior a la religión. Es un problema del mundo al que la religión acude en son de paz y mediación entre la partes en conflicto.

Sin embargo, en la última década, que nos ha deparado una potente vuelta de Dios a la política frente a todas las predicciones laicas sobre la secularización –“Dios vuelve a la política” fue el título de la revista Foreign Policy en 2006-, ha variado el esquema, convirtiéndose la religión en parte del conflicto social, cultural y político. Veámoslo en tres escenarios.

Leer más:La religión como conflicto

Lenguaje, autoestima y familia

La influencia que puede tener el modelo familiar,desde el punto de vista comunicativo y relacional, es más importante de lo que creemos, así como los efectos que puede tener en la persona a corto, medio y largo plazo para su desarrollo. Un claro ejemplo de ello son las etiquetas psicológicas que usamos al hablar.

Cuando en 1955 el psicólogo estadounidense Albert Ellis desarrolló la terapia racional emotiva conductual (TREC), dudo que se imaginase que tuviese una repercusión tan importante en el campo de la psicología. Según su teoría, ante una situación, ya sea cotidiana o extraordinaria, un sujeto desarrolla un pensamiento, interpretación o creencia, y según la naturaleza de este, se desencadenan unos sentimientos, provocando que actuemos de una manera totalmente diferente a la que actuaríamos si nuestros pensamientos fueran otros.

Leer más:Lenguaje, autoestima y familia

Por qué el decrecimiento es una buena alternativa

Desde hace unos años permanece abierta una disputa que se interesa por la acogida que la propuesta del decrecimiento tiene en un momento de crisis como el presente. Semejante propuesta, ¿encuentra hoy mayores dificultades que antaño o, por el contrario, está llamada a abrirse con mayor rapidez?

Admitamos que las dos perspectivas invocadas pueden aducir en su provecho argumentos respetables. La primera bebe ante todo de una idea: la de que mucha gente piensa que salir de la crisis es fundamentalmente volver a crecer en el terreno de la economía, tanto más cuanto que hoy se aprecian las muchas carencias que, al menos a primera vista, se derivan de la reducción de los ingresos de la población. La segunda recuerda, en cambio, que muchas personas estiman que las fórmulas que se están aplicando para encarar la crisis son las mismas que nos han conducido a ella, de tal manera que se impone prestar atención a propuestas que, como la del decrecimiento, plantean horizontes mentales muy diferentes. En este segundo sentido, el decrecimiento se beneficiaría de su condición provocadora, en la medida en que nos invita a considerar las relaciones económicas y sociales desde una perspectiva muy diferente, y en la medida, también, en que nos sugiere la conveniencia de romper con muchos atavismos, y entre ellos el que identifica sin más consumo, por un lado, y bienestar, por el otro.

Leer más:Por qué el decrecimiento es una buena alternativa

Hijos tiranos

La mayoría de los adolescentes y jóvenes no son tiranos, ni mucho menos. Desgraciadamente, suelen ser más víctimas de malos tratos en el hogar que agresores. Sufren de una forma silenciosa, ahogada y obligados a ocultar su realidad por parte de las personas que supuestamente más les quieren y deben cuidar. Igualmente, los padres en general suelen educar correctamente: desde el afecto, el diálogo, los límites, el respeto, transmiten todo lo que saben y se esfuerzan por mejorar cada día. Sin embargo, nadie nace educado, ni nadie enseña a ser buenos padres.

Es costoso y exige mucho sacrificio y dedicación educar en el momento actual. No obstante, es la mejor inversión que podemos hacer para el futuro y la herencia más afortunada que pueden recibir nuestros hijos.

Desde unos años atrás, se viene observando el incremento de la violencia en el hogar por parte de los hijos a sus padres (denominada violencia filioparental o ascendente). Imponen sus leyes cómo quieren y cuándo quieren. Buscan causar daños permanentemente, exigen sin dar nada a cambio, mienten, utilizan a sus padres continuamente (“deben mantenerles”) y transmiten a sus padres que no les quieren.

Leer más:Hijos tiranos

ONGD: volviendo a los orígenes para construir alternativas

La indignación ciudadana ante una realidad injusta, manifestada a través de movimientos sociales como el 15 M, las mareas: blanca, verde, morada, naranja que han llenado nuestras calles en todas las ciudades del Estado español, ha sido un revulsivo que ha abierto nuevas esperanzas para promover conjuntamente alternativas que den una vuelta al timón y cambien el rumbo de un sistema que genera pobreza, desigualdades crecientes y corrupción a todos los niveles.

Hoy nos toca vivir y trabajar en el marco de una sociedad en cambio, convulsionada por la mal llamada crisis económica que es más bien una estafa económica, un expolio de riqueza, provocada por el modelo neoliberal en el que el capital y los mercados financieros son los que dirigen nuestras existencias y machacan los derechos de las personas, especialmente los de las más vulnerables.

Leer más:ONGD: volviendo a los orígenes para construir alternativas

Artículos más leídos

La educación no es neutral

La educación no es neutral

Para transformar la sociedad es necesario formar sujetos críticos y creativos, y...

Desde mi teclado

Desde mi teclado

El 93% de los internautas españoles tienen una cuenta activa en al menos una red social....

Crítica cumple 100 años

Crítica cumple 100 años

Hace exactamente 10 años, en el año 2003, yo misma titulaba el editorial de la...

La familia o la necesidad de andar por casa

La familia o la necesidad de andar por casa

Desde que el 22 de junio de 1981 el Parlamento español aprobara la famosa ley del...

Como lágrimas en la lluvia

Como lágrimas en la lluvia

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de...

  • La educación no es neutral

    La educación no es neutral

    Martes, 01 Marzo 2011 13:57
  • Desde mi teclado

    Desde mi teclado

    Miércoles, 01 Mayo 2013 09:48
  • Crítica cumple 100 años

    Crítica cumple 100 años

    Domingo, 01 Septiembre 2013 00:00
  • La familia o la necesidad de andar por casa

    La familia o la necesidad de andar por casa

    Viernes, 01 Marzo 2013 11:07
  • Como lágrimas en la lluvia

    Como lágrimas en la lluvia

    Sábado, 01 Marzo 2014 13:54

Redes Sociales

Newsletter

Suscríbase a nuestras newsletters para recibir nuestros últimos comunicados
eMail incorrecto