Revista Crítica

Usted está aquí: Inicio La Revista Monográfico Enfoque Algunos iconos femeninos en poesía

Algunos iconos femeninos en poesía

Escrito por: Paz Roca
Marzo - Abril 2012

en los últimos cien años

Hablar de poesía y hablar de poesía escrita por mujeres es fundamentalmente abrirse a lo diferente desde una mirada integradora. Poesía: palabra y silencio. El abismo abierto entre el decir y el pensar. El abismo abierto de renombrar. La palabra requiere sosiego para ser encontrada. La palabra necesita silencio para ser entendida. La palabra necesita de nuestra voluntad para ser rescatada del ruido, del sin sentido.
Todo silencio humano contiene un habla. Callamos, decía Sor Juana Inés de la Cruz, no porque no tengamos nada que decir, sino porque no sabemos cómo decir todo lo que quisiéramos decir. El silencio humano es un callar y, por tanto, es implícitamente comunicación, sentido latente.

Soy porque pienso y amo
Teresa de Jesús, mística
Pienso luego existo
René Descartes, filósofo
Hablo, pienso, amo y actúo luego existo
Alicia Redondo Goicoechea, profesora

La poesía escrita en los últimos años es varia y múltiple. Sufre una misma característica: no es leída y la palabra sin lectura está muerta. No es palabra. No leemos poesía. Desconocemos qué es lo que se está escribiendo y lo que es aún peor: no queremos saberlo.

El lugar de las mujeres en la poesía

El lugar de las mujeres durante siglos en el mundo literario ha sido marginal, en los límites, ha sido excepcional. No voy a detenerme en las causas de esta situación pero así ha sido. Dejaré de lado la discusión sobre los rasgos diferenciadores del discurso femenino. Lo interesante es simplemente que un grupo diferente al masculino toma la palabra y la rescata del silencio. Un grupo diferente ataca el proceso de visibilización, de autoafirmación, y así tienen que darse los pasos hacia la creación de una identidad, sabiendo que hay tantas identidades como personas. La mujer toma la palabra patriarcal y la usa. La mujer deja paulatinamente el mundo nombrado por otros para renombrarlo ella misma. Esto es lo importante: volver a nombrar la realidad, romper con la percepción y con la escritura monolítica. Nombrar ese abismo entre la palabra y el silencio, saliendo precisamente del silencio, de la marginalidad hasta hace años de la poesía escrita por mujeres. Traspasar la marginalidad con voz propia, rompiendo el silencio impuesto siglo tras siglo, año tras año: la mujer deja de ser el objeto de la poesía para ser ella quien elija los objetos. La mujer deja de ser objeto de veneración, de honor, de deseo en la literatura, para ser ella quien elija, para ser ella quien nombre. La mujer revisa los símbolos asociados a la feminidad y reinterpreta tanto los arquetipos como los mitos femeninos.

Se puede afirmar que quienes poseen la Historia la quieren toda. Pues habrá que ir hollando esa Historia para que pasados los años los poseedores tengan una visión caleidoscópica de otra nueva Historia construida por tod@s.

Haré una miscelánea de autoras españolas y de otros países, sin seguir apenas un orden, dejando a muchas fuera. Simplemente quiero que sean reseñas para guiar la navegación por mares desconocidos dentro del gran mar que es internet.

De principios del s. XX a hoy

Anna Ajmátova, es la representante de la modernidad rusa dentro del movimiento literario de vanguardia ruso llamado acmeísta. Hasta el fin de la I Guerra Mundial sus temas preferidos fueron el amor y la nostalgia de lo infinito. En 1921 su vida cambia y son prohibidos sus poemas, pero ella sigue escribiendo, será en 1964 cuando se le conceda el Premio Internacional de Poesía Etna-Taormina.

Siguiendo por los países del norte de Europa tenemos a Edith Södergran, poeta fino-sueca, pionera de la poesía escrita en sueco, que tuvo un gran impacto (comparable con el del famoso Maikovsky) en la poesía nórdica, fundamentalmente en el ámbito del Modernismo finlandés de los años 20.

Dentro del mundo anglosajón de mediados del siglo XX señalaremos la figura de Sylvia Plath, siempre obsesionada con el tema de la muerte, con una poesía llena de ritmos primitivos, llevando su escritura al extremo obsesivo de su inconsciente.

De los países del Este de Europa nos llega la poesía de Blaga Dimitrova, la gran escritora búlgara del siglo XX, tan famosa en su país como desconocida en el nuestro. Su primer poemario de madurez fue Hasta mañana (1959) con el tema del amor como fundamento. Posteriormente fueron tomando peso en su poesía los temas sociales, político, filosóficos que aúna de forma personalísima con una fina y aguda profundidad. Buscaba con la palabra devolver la dignidad y la plenitud al ser humano degradado, sometido, rebajado. Quiere rescatar al individuo abandonado, olvidado. Dijo Tzvetán Tódorov que muchos lectores aprendieron lo que era la libertad con sus poemas.

Igualmente, tenemos a Wislawa Szymborska, Premio Nobel de Literatura en 1996, cuando sólo había traducido al castellano un poema. Escritora polaca, muerta hace poco, superviviente de la II Guerra Mundial. Ella se plantea la escritura como referida a la realidad, no como un juego de escapismo a través del lirismo. Su primer poemario se publica en 1952 con el título Por eso vivimos. Escribió una poesía profunda al tiempo que asequible a cualquiera, es compleja y comprometida, siempre lanzando preguntas, que en muchos casos parecen ingenuas, inocentes pero que resultan inaplazables.

Si pasamos a España nos encontramos con Carmen Conde, Gloria Fuertes, Clara Janés, Blanca Andreu, María Victoria Atencia, Julia Uceda, Elena Martín Vivaldi, Amalia Bautista… Por detenernos en alguna de las escritoras españolas, sirvan entre otras las que siguen.

Fanny Rubio, escritora que ha tocado todos los géneros literarios o Magdalena Lasala, con una poesía que describe la historia de lo femenino, del amor visto con otros ojos. Esperanza Ortega escribe una poesía sensual, llamada a perdurar, creando espacios propios dentro de la dimensión de la experiencia amorosa. Almudena Guzmán con un lenguaje natural, sincero, muestra los espacios de búsqueda y trascendencia a través del amor, del deseo, del sexo, dentro de una corriente que podría llamarse neo-surrealista. Su obra Usted tiene la peculiaridad de poder ser leída como una novela, aunque contiene en ella todas las licencias que permite la poesía.

De tono muy diferente es la poesía de Chantal Maillard, Premio Nacional de Poesía en el año 2004 con su obra Matar a Platón. Con anterioridad escribió Hilos, libro terriblemente meditativo, escaso, hacia la nada, hacia el descubrimiento del sinsentido, hacia la anulación de lo subjetivo y a partir de ella más presente, más palabras que han de avanzar hacia la profundidad de las palabras exactas que llenen los silencios o que los provoquen.

Olvido García Valdés, con el tema de la muerte siempre presente en sus textos poéticos. Compone poemas breves, rotos, fragmentarios, como la realidad. Esta autora obtuvo el Premio Nacional de Poesía en el año 2007 con su poemario Y todos estábamos vivos.

Y de las más jóvenes, con premio incluido nombraremos en primer lugar a Julieta Valero que con su libro Autoría ganó el XXII Premio de Poesía Cáceres Patrimonio de la Humanidad. Sus textos están repletos de irracionalidad, punto de vista desde el que pretende atrapar la realidad, cosa que consigue de forma conflictiva y desordenada. Sus poemas suenan como desafinados, como recompuestos con trozos de esa realidad también desafinada. No puedo dejar de nombrar a la jovencísima Elena Medel que a los 16 años ganó el Premio Andalucía Joven con su obra Mi primer bikini, ha seguido escribiendo una poesía en la que abundan referencias culturales anglosajonas y las figuras femeninas (familiares, sobre todo).

Voces que nos llegan de Hispanoamérica como la de Cristina Peri Rossi o la de Olga Orozco que pretendió descifrar hasta el último momento el presente, el pasado y el futuro, con el ruido del mar siempre presente en sus poemas al igual que el amor. .

Hay muchísimas escritoras más. No pretendía nombrarlas a todas y además esta es una Historia que está por escribir. Sirvan estos nombres como muestra de la producción literaria femenina, y sobre todo sin olvidar algo que hace años escribía Mercedes Gómez del Manzano en esta misma revista: La literatura que escriben las mujeres, si está bien escrita, es buena literatura, porque pone en juego lo mejor de sí misma, porque es capaz de realizar la obra con el corazón y con la fuerza comunicativa de su yo libre. ©


Paz Roca

Poeta


 

 

Iconos femeninos de nuestro tiempo

Iconos femeninos de nuestro tiempo

El artículo marco de este monográfico es “El feminismo hoy”, punto de partida para ahondar en el conocimiento de la mujeres que han destacado en el campo del saber y de la cultura. Haciendo un repaso de todos aquellos iconos femeninos de la literatura, la ciencia y la investigación, en el cine y la publicidad, mujeres en el poder, la educación, el deporte, la poesía y la religión.


Ver revista Descargar Suscribirse

Artículos más leídos

La educación no es neutral

La educación no es neutral

Para transformar la sociedad es necesario formar sujetos críticos y creativos, y...

Consumo y ciudadanía

Consumo y ciudadanía

La ciudadanía no consiste únicamente en tener derechos, sino también...

Como lágrimas en la lluvia

Como lágrimas en la lluvia

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de...

Desde mi teclado

Desde mi teclado

El 93% de los internautas españoles tienen una cuenta activa en al menos una red social....

Crítica cumple 100 años

Crítica cumple 100 años

Hace exactamente 10 años, en el año 2003, yo misma titulaba el editorial de la...

  • La educación no es neutral

    La educación no es neutral

    Martes, 01 Marzo 2011 13:57
  • Consumo y ciudadanía

    Consumo y ciudadanía

    Martes, 01 Julio 2008 11:17
  • Como lágrimas en la lluvia

    Como lágrimas en la lluvia

    Sábado, 01 Marzo 2014 13:54
  • Desde mi teclado

    Desde mi teclado

    Miércoles, 01 Mayo 2013 09:48
  • Crítica cumple 100 años

    Crítica cumple 100 años

    Domingo, 01 Septiembre 2013 00:00

Redes Sociales

Newsletter

Suscríbase a nuestras newsletters para recibir nuestros últimos comunicados
eMail incorrecto